Translate

PRÓXIMAMENTE

lunes, 7 de noviembre de 2016

Election de Alexander Payne


Ficha técnica y sinopsis. Portada del programa de mano.

«Si es uno de los millones de americanos que todavía cree que la honestidad, la integridad y la fidelidad son las piedras angulares de nuestra democracia, le sugerimos que espere a otra película antes de comprar sus palomitas.»

Frase promocional de Election.


La novela homónima de Tom Perrotta que Alexander Payne y Jim Taylor adaptaron al cine con Election (1999) fue contemporánea de uno de los mayores escándalos que salpicaron el Despacho Oval de la Casa Blanca a finales de la década de 1990; 1998 para ser exactos. Estas salpicaduras terminaron con la carrera política del 42º presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, en lo que se conoció como el "escándalo Lewinsky". Durante aquel trasunto se popularizó el término 'becario', al tiempo que el gobierno norteamericano mentía públicamente sobre una relación extramatrimonial del presidente, hasta que las pruebas mancharon en su contra algo más que la reputación de Bill Clinton. Fueron las gotas que colmaron el vaso de la casta sociedad americana, que podía obviar faltas más graves, aunque, hipócritamente, no entendía que el escarceo sexual de su presidente quedase amparado dentro del ámbito personal. Todo se entendió como un abuso de poder y, aún más, como una infidelidad a la nación, en lugar de un tema que competía a la intimidad del individuo. Lo cierto es que Bill Clinton quedó retratado como un autentico mentiroso. El líder de la nación más poderosa del mundo desmontado por culpa de la deshonestidad manifiesta ante sus ciudadanos. El contratiempo presidencial infectó a todo el Partido Demócrata que en el año 2000 perdió las elecciones contra George Bush Jr. y el Partido Republicano, manifestando Al Gore —el nuevo candidato demócrata—, que "el escándalo Lewinsky había pesado demasiado en la campaña".

Un año después de la publicación de la novela, e inmersa de lleno en la agitación Lewinsky, se estrenó Election, dirigida por Alexander Payne. Otras películas contemporáneas como Primary colors (1998) de Mike Nichols o La cortina de humo (Wag of dog, 1997) de Barry Levinson también se hicieron eco de los líos de faldas en la Casa Blanca. El detonante de la precipitación de los hechos en Election se asemeja bastante a lo ocurrido un año antes con Bill Clinton. Tan sólo tenemos que cambiar a un presidente y su becaria por un profesor y su alumna.


Cartelería internacional de Election.


Election fue la segunda película de Alexander Payne. La primera, Ruth, una chica sorprendente (Citizen Ruth, 1992), despuntó como una comedia de cine independiente sobre el delicado tema del aborto, ridiculizando tanto a los grupos "pro-vida" como a los "pro-abortistas", los cuales se disputan el valor mediático de una politoxicómana embarazada. Election precedió a A propósito de Schmidt (About Schmidt, 2002) y a la que lo situaría en el centro de la atención cinematográfica, Entre copas (Sideways, 2004), con la que conseguiría el Óscar al mejor guion adaptado y otras 4 nominaciones más, entre ellas las de mejor película y mejor director. Desde entonces es un asiduo a la entrega de premios de la Academia. Con Los descendientes (The Descendants, 2011) consiguió de nuevo el Óscar al mejor guion adaptado y con Nebraska (2013) fue nominada hasta en 6 categorías.

Alexander Payne se ha convertido en uno de esos directores con un universo propio. A medio camino entre el cine comercial y el independiente. Payne se atreve con temas poco convencionales, diseccionando en muchos casos a la sociedad americana con todas sus fallas y aristas. El tema de las elecciones plantea dilemas como la lucha por el poder, la popularidad o el manejo de los medios de comunicación. El director los asimila dentro de su imaginario para crear una comedia fresca. El cine de Payne está basado en su mayoría en los personajes, al igual que el de Billy Wilder, con el que se le compara a menudo. Sus guiones están plagados de seres maltratados que padecen de soledad y de las repercusiones negativas del adulterio; personajes que se esfuerzan en la realización personal y que, sin embargo, acusan los factores más deprimentes del individualismo. Todos ellos son, en su mayoría, seres antipáticos hacía el espectador; la combinación entre la sensibilidad y la parodia los retrata como a unos perdedores que nos resultan terriblemente dotados de humanidad y con los que llegamos a empatizar sin remedio. La tragicomedia es, pues, una de las señas de identidad de Alexander Payne. Entre sus referencias declaradas están las del cineasta italiano Michelangelo Antonioni, director de clásicos sobre la alienación de la sociedad como La aventura (L'avventura, 1960), La noche (La Notte, 1961) o El Eclipse (L'eclisse, 1962), y el norteamericano Anthony Mann, recordado por sus legendarios westerns o por El Cid (1961), entre otros films. Payne, también, como buen hispanófilo —estudió Historia y Literatura Española en la Universidad de Stanford y pasó por la Universidad de Salamanca para complementar su instrucción en español— considera a Luís Buñuel como a uno de sus referentes.


Alexander Payne dirigiendo a Mathew Broderick (Jim McAllister) y Resse Witherspoon (Tracy Flick) en un instituto real de Omaha.


En Election son fácilmente detectables algunos de los tics del director. Por ejemplo, la película está cimentada en sus protagonistas; Election es una confrontación entre todos ellos y el director-guionista nos los muestra a través de monólogos interiores de cada personaje con su voz en off. Todo lo que sabemos de ellos lo descubrimos a través de sus propias reflexiones interiores o de las opiniones subjetivas de los demás. El autocomplaciente profesor McAllister, interpretado por Mathew Broderick, es el docente ideal: limpio, deportista, trabajador, implicado, responsable y consciente de su valor como moldeador de jóvenes mentes. Todo ello no evita que además sea rencoroso, manipulador e infiel. Él es el responsable de organizar las elecciones anuales de las que saldrá electo el presidente del Consejo de Alumnos. Irónicamente, y para más inri, vemos durante el film que McAllister ilustra en sus clases cuestiones como la diferencia entre la ética y la moral1, o la separación entre los poderes ejecutivos, judicial y legislativo. Como se puede ver, su modo de actuar como garante de las reglas en las elecciones es todo lo contrario a lo que pretende enseñar: sntimoral, antiético y dispuesto a quebrantar las normas del reglamento electoral a conveniencia. Todas sus enseñanzas quedarán desacreditadas al caer víctima del odio hacía su mejor alumna, Tracy, y pervertir todos y cada uno de los valores que intenta transmitir en sus clases.

La actriz Reese Witherspoon interpreta a Tracy, la estudiante perfecta: meticulosa, perfeccionista, convencida de su propio destino y dotada de una ambición sin límites. A pesar de ello, se comporta como una chica repelente y mal perdedora, que tampoco duda en hacer trampas y mentir para conseguir sus fines. El antagonismo entre profesor y alumna lo refleja Payne mostrándolos como consumidores de diferentes marcas de refrescos: al él le gusta la Pepsi y a ella la Coca-Cola.

Los otros dos candidatos son los hermanos Metzler, ambos de familia adinerada. Paul es popular, atractivo y bienintencionado, pero, sobretodo, es manipulable. Tal vez, el único personaje que debido a su simpleza sea auténticamente feliz. Su hermana, Tammy, es mucho más interesante, ya que pulsa con su rebeldía el ambiente de descontento de los alumnos en un discurso marcadamente en contra del sistema, explicando que de nada sirve elegir a un candidato u a otro, o abogando por el voto en blanco. Efectivamente, el poder, encarnado en el director del instituto, intenta retirarla de las elecciones y la expulsa del mismo.


El reparto de Election.
Los personajes están muy bien definidos; hasta el más segundón tiene su trasfondo. Alexander Payne sabe sacarle jugo a un reparto coral. Sobresale por encima de todos una jovencísima Resse Witherspoon, interpretando a Tracy Flick. Entre comedias de instituto y trabajos más serios consiguió en 2005 un Óscar por su interpretación en En la cuerda Floja (Walk the line) de James Mangold.


En esta comedia de instituto se abordan los intereses de un estamento para hacer creer que sus miembros pueden sentirse parte del mismo, democráticamente, mediante la participación con su voto, sin darse cuenta que desde un principio el juego puede haber sido manipulado. La lacra en los procesos selectivos que requieran de la participación de sus ciudadanos siempre ha sido la abstención, debido a la poca o ninguna influencia de su voto con respecto al devenir de sus vidas. En los Estados Unidos la abstención se intenta paliar desde los centros educativos, inculcándoles desde jóvenes el valor de la democracia y de la participación colectiva a favor la sociedad. Cuando el voto se entrega un derecho más sagrado que el respirar se ejerce. Se es parte del todo; el voto cuenta, o al menos esa es la idea. Durante la película podemos asistir a un ensayo para jóvenes estadounidenses de su derecho al voto en los procesos electorales. Al fin y al cabo las elecciones se tratan de un juego competitivo (como lo podría ser el béisbol, el baloncesto o el fútbol americano) con ganadores y perdedores, con sus reglamentos y terrenos de juego, sólo que en las elecciones se elegirán a los futuros líderes de la sociedad.

Dentro del ámbito de las curiosidades habría que comentar que, en su mayoría, las películas de Alexander Payne están rodadas en su natal Omaha, en el estado de Nebraska, en el centro de los Estados Unidos. En Election, Payne hizo un homenaje a El padrino (The Godfather, 1972) de Francis Ford Coppola; en particular, a las naranjas que aparecen en el film. En El padrino la aparición de una naranja es presagio de una inminente desgracia; aquí se sustituyeron las naranjas por las manzanas y son varias las veces que aparecen para anunciarnos que el maltrecho Sr. McAllister se acerca al borde del precipicio. La novela de Tom Perrotta tiene otro final que también se filmó, aunque finalmente se descartó. Este final resulta una conclusión más cruel y realista que la del film2; sin embargo, la ironía y el mensaje de la película es más agudo: todo el mundo parece redimirse o encontrar su camino, pero los hechos sucedidos durante el film han dejado marcado a McAllister y cuando en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Nueva York una niña levanta la mano todo vuelve a resurgir en la memoria del profesor.

En definitiva, las elecciones en un instituto americano le sirven a Alexander Payne como excusa para realizar un ácido juicio del sistema político, del poder establecido y de las relaciones humanas en busca del reconocimiento. Además, nos muestra otro tipo de elecciones: las de la vida. Las elecciones vitales nos llevarán por un camino o por otro, unas veces con fortuna y otras no, pero indudablemente, en su mayoría, nos veremos condicionados por esas elecciones que vayamos a tomar. A los personajes de Election, dichas decisiones los guiarán en su destino.



JMT



1 ¿Qué es moral y ética según la RAE?:

— Moral: Doctrina del obrar humano que pretende regular el comportamiento individual y colectivo en relación con el bien y el mal y los deberes que implican.

— Ética: Conjunto de normas morales que rigen la conducta de la persona en cualquier ámbito de la vida.


2 Final alternativo:

Antes de marchar a la universidad, Tracy se acerca a un concesionario de coches. Allí trabaja el Sr. McAllister como vendedor después de haber sido obligado a dimitir del instituto. Mientras prueban un coche para Tracy se dirigen a casa de ésta y tras entrar, Tracy sale con el anuario de su promoción. Es costumbre allí que el resto de alumnos lo firme; sin embargo ella, que ha sido la presidenta del Consejo de Alumnos durante un tiempo, no tiene ninguna de sus firmas. Por lo tanto le pide a su ex profesor que se lo firme. Parecen hacer las paces y cada uno seguirá con su vida. El profesor se verá separado de su vocación y Tracy padecerá la soledad de la impopularidad.

Este final se sustituyó. En el montaje final, el profesor McAllister se muda a Nueva York y recobra su vida trabajando como guía escolar en el Museo Nacional de Ciencias Naturales. Es feliz con una nueva relación sentimental. Pero un día ve a Tracy acompañando a un político y subiéndose en un coche oficial, dando a entender que su ambición sin límites le ha servido para hacer carrera política. Contrariado, el profesor lanza un refresco al paso del coche por su lado y sale corriendo.



Vídeo introductorio a Election
por JMT.






No hay comentarios :