Translate

PRÓXIMAMENTE

domingo, 5 de febrero de 2017

Presentación del ciclo "Del videoclip al cine". Febrero 2017.



«Nunca volverás a ver la música de la misma manera.»

Lema original del canal MTV.


Tras el maravilloso éxito que ha supuesto el ciclo dedicado a los "Genios de la comedia silente" programado en enero, cambiamos de chip radicalmente, y nos adentramos en la obra de una generación única de directores. Aquellos que, como reza el título de este nuevo ciclo, han hecho el trayecto “Del videoclip al cine”, y se han convertido en cineastas de gran altura tras una carrera marcada por los vídeos musicales, en los cuales el protagonismo siempre lo capitalizaba el músico.

A través de las cuatro películas que componen este novedoso ciclo, reivindicaremos la capacidad creativa de algunos de los mayores artistas audiovisuales de nuestro tiempo, y que comenzaría a prodigarse en los tiempos de mayor apogeo de la MTV. La enorme influencia del canal de videos musicales “las 24 horas del día” difícilmente puede medirse. La combinación alquímica de música y películas en fragmentos de apenas tres minutos hacía irresistible la necesidad de encadenar uno tras otro. Muchos de los principales cineastas de hoy comenzaron durante el renacimiento de la Music Television, allá por los años 80 y 90, desplegando un talento que a corto plazo se expondría también en muchas de las películas vistas en las salas de cine.

Tal es la influencia que incluso el aspecto de las películas empezó a cambiar debido a la continua afluencia de talento proveniente del videoclip, añadiéndose paletas visuales más complejas y estilizadas para dominar los encuadres, así como bandas sonoras que resultan ser un protagonista más. Las ediciones rápidas, los efectos especiales y las historias más fragmentadas se apoderaban del cine comercial.

La empresa de producción Propaganda Films tampoco debería ser ignorada en este sentido, con una lista de talentos que incluye una facción considerable de cineastas que hoy habitan Hollywood. Michael Bay, Spike Jonze, David Fincher y muchos más se dejarían la vida dirigiendo anuncios y videos musicales en una compañía de producción audiovisual que para el caso es seminal, aunque no serían los únicos directores de videoclips que se mudarían al cine.

Si la televisión, en general, ha sido considerada como una liga menor con la que hacer currículum en Hollywood, los videoclips también han sido vistos como un patio de recreo para realizadores ya experimentados, que los han utilizado para divertirse cuando no se han encontrado haciendo películas importantes y éxitos de taquilla.

Pero no siempre es así. Tomemos los ejemplos recientes de grandes directores de Hollywood que incluso han querido paralizar sus largometrajes para realizar clips musicales: es el caso de algunos directores como Paul Thomas Anderson o M. Night Shyamalan. Anderson, con su videoclip para Radiohead Daydreaming, y Shyamalan, con Rise Up de Andra Day, han preferido sumergirse por un tiempo en la piscina musical antes de retomar de nuevo sus proyectos más ambiciosos.

Por desgracia, no todos los prominentes directores de vídeos musicales han saltado todavía a la gran pantalla. Está por ver lo que serían capaces de hacer, por ejemplo, Chris Cunningham (Windowlicker de Aphex Twin) o Stéphane Sednaoui (Give It Away de Red Hot Chili Pepper) en el medio cinematográfico.

A continuación, nos fijamos en cuatro directores de cine de lo más destacado, y que perfeccionaron su arte haciendo videoclips . Spike Jonze, Anton Corbijn, Jonathan Glazer y Michel Gondry han confirmado, con las películas enlazadas a continuación, la deuda estética y narrativa que tiene el cine con el videoclip. Ya es hora de que echemos un vistazo al fenómeno con un poco más de profundidad y que nos preguntemos cuánto de cierto hay en clichéd como el de que los directores de vídeos musicales tienden a favorecer al estilo por encima de la sustancia.

Desde el día 6 hasta el día 27 de febrero, la Filmoteca de Sant Joan d'Alacant proyectará el ciclo "Del videoclip al cine", que constará de las siguientes cuatro películas:

Comenzaremos el próximo 6 de febrero con la proyección de Cómo ser John Malkovich (Being John Malkovich, 1999), dirigida por Spike Jonze, quien se las arregló para superar todas las expectativas con un debut brillante, sorprendente y gonzo, en el que el director de videoclips como Sabotage de Beastie Boys o Buddy Holly de Weezer comparte genialidad con el guionista Charlie Kaufman. Se trata de una película que se beneficia de la particular visión de Jonze y de su interés en combinar patetismo con arte, dentro de un conjunto fresco y original. Una metapelícula divertida, a la vez que triste y conmovedora, que protagonizan el eterno John Cusack, Cameron Díaz en su versión más dulce, una enigmática Catherine Keener y un John Malkovich memorable. Cómo ser John Malkovich resulta ser un manifiesto sobre la peligrosidad de los títeres y lo que podría suceder si encontramos un portal por el que acceder al cerebro de una celebridad, dentro de un estilo que sólo puede ser obra del tándem que conforman Jonze y Kaufman.

Continuaremos el 13 de febrero con la proyección de Control (2007), dirigida por Anton Corbijn, también fotógrafo, de vuelta a la realización de largometrajes tras la dirección de videoclips como One de U2, Enjoy the Silence de Depeche Mode o Heart Shaped Box de Nirvana. En ella quiso contar la historia de los primeros años de la banda de Manchester Joy Division, y de su cantante Ian Curtis. Corbijn es fan de toda la vida del grupo, que fotografiaría habitualmente (utilizaría algunas imágenes de archivo para dirigir el videoclip de Atmosphere en 1988), dejando constancia en la película de una palpable autenticidad, junto con una estética tan hermosa como mortecina. Todas las actuaciones son fabulosas, con Sam Riley, por aquel entonces desconocido, interpretando a un Curtis torturado y trágico, sumado a Toby Kebbell como el manager Rob Gretton y a Samantha Morton como Deborah, la que era esposa de Curtis y en cuyo libro se basó el guión. Corbijn confirma en Control su capacidad para fascinar y hacernos reflexionar sin necesidad de sensacionalismo rockero.

El 20 de febrero se proyectará Under the Skin (2013), dirigida por Jonathan Glazer; una proyección exclusiva, ya que no llegó a estrenarse en España. Under the Skin supuso la vuelta al cine, después de nueve largos años, del director inglés Jonathan Glazer. Estrenada en Telluride y Venecia, extasiaba al público con una exposición visual y argumental de lo más radical de los últimos años. Como fábula de ciencia ficción y terror, deja claro que nadie quedará indiferente ante su visionado, de un modo u otro. Adaptando la novela de Michel Faber y protagonizada por una misteriosa Scarlett Johansson, vemos a una criatura alienígena que, aparcada en Escocia, se dedica a seducir de forma hipnótica a todo hombre con el que se cruce para luego dejarles morir en el vacío. Su director, Jonathan Glazer, es una leyenda tanto en el mundo de los anuncios comerciales como en el de los videoclips, estando detrás de The Universal para Blur (de inspiración en La naranja mecánica) o del vídeo para el tema Street Spirit de Radiohead.

Por último, el 27 de febrero se proyectará ¡Olvídate de mí! (Eternal Sunshine Of The Spotless Mind, 2004), dirigida por Michel Gondry. Afortunadamente, reaparece Charlie Kaufman en el ciclo, esta vez para cerrarlo junto al director Michel Gondry, al que se uniría para producir la aclamada comedia romántica ¡Olvídate de mí!. Contando con las actuaciones inolvidables de Jim Carrey y Kate Winslet, esta producción independiente trataría una relación amorosa tan profunda como triste, dentro de la película que se nos presentaba en un envoltorio de ciencia ficción estilo “lo-fi”, con el que Gondry se identificaba perfectamente. Se trata de una “dramedia” que pronto se convertirá en serie, y que aparece en todas las listas de lo mejor de la última década. Hay que reconocer que las producciones de Gondry han sido mucho más irregulares desde entonces, pero aún así, no olvidamos una película mágica sobre los surcos más inhóspitos que puede recorrer nuestra memoria, con una imaginería visual que ya se comprobaba en Gondry antes de que llamara la atención de artistas como Bjork, The White Stripes, Beck o Daft Punk para realizar sus videoclips.

Todas las proyecciones serán a las 20:00 en el Auditorio de la Casa de Cultura de Sant Joan d’Alacant, en versión original subtitulada y con entrada gratuita. Os esperamos.

La Filmoteca.


TRÁILER PROMOCIONAL 
"DEL VIDEOCLIP AL CINE"




AGENDA DE INVIERNO 2017. 
OCTUBRE-DICIEMBRE.





No hay comentarios :